Community Spotlight: Volunteer Leaders of the DUNAS Project Help Protect Sea Turtle Nesting Sites

Read this blog in English by scrolling to the end of the page.

 

Foco Comunitario: Líderes voluntarios del proyecto DUNAS ayudan a proteger los sitios de anidación de tortugas marinas


Miembra de la comunidad y voluntaria de DUNAS, Edmarie Luiggi-López, comparte una historia de su trabajo protegiendo los sitios de anidación de tortugas marinas y lo que esta experiencia significa para ella.



Yo Amo el Tinglar es un grupo comunitario, socio del proyecto DUNAS, dedicado a la protección de las tortugas marinas que anidan en la zona costera centro norte de la isla de Puerto Rico. Sus recorridos son desde Hatillo, Arecibo, Barceloneta y Manatí, hasta la Vega Alta y Vega Baja. Este grupo hace un trabajo increíble protegiendo el medio ambiente ecológico para asegurar una buena temporada de anidación de tortugas marinas. En asociación con el proyecto DUNAS y los socios de Para la Naturaleza, los voluntarios han llevado a cabo recientemente 34 censos para marcar 10 nidos de tortugas carey para su protección y monitoreo. Las dunas son un hábitat importante para estos animales y este trabajo ejemplifica por qué el proyecto de restauración de DUNAS es tan crítico para desarrollar la salud y la resiliencia del ecosistema. Lo siguiente es un relato de uno de los voluntarios de DUNAS, Edmarie Luiggi-López, sobre su experiencia y por qué este proyecto es importante para ellos.



“Justo antes de amanecer es el sueño más profundo y suena el reloj, un café y vamos medio dormidos a la playa. En el momento que llegas a la costa y ves el mar, la arena y el sol asomándose en el horizonte sientes que una fuerte energía se apodera de ti y vas en busca de rastro, huellas de tortugas. Observas toda la costa como un forense y en el momento que la ves la huella la emoción es incontrolable. Estudias el rastro, el nido el camino que recorrió. Ser voluntario no significa que verás tortugas marinas, puede pasar años sin ver una. Pero llega el día que estás en el lugar y momento exacto y tienes el privilegio de toparte con hermoso Tinglar, experiencia que no tiene comparación. La temporada tiene una segunda fase y es la eclosión (nacimiento de nuestras tortuguitas) la observación es más rigurosa. Ver estas pequeñas tortugas no tiene precio, sabes que eres parte de la solución y no del problema, ya que nuestra misión es proteger las tortugas de los humanos.


Amo la naturaleza y amo ser voluntaria.”


- Edmarie Luiggi-López

Voluntaria comunitaria de DUNAS

Yo Amo el Tinglar


Para obtener más información sobre el proyecto DUNAS, vis